Now Reading
Prepara los pies para el verano

Los pies sostienen nuestro cuerpo y nos ayudan a desplazarnos a todas partes, se someten a la tortura de los tacones altos y plataformas, y esperan pacientemente a que nos sentemos para darles un descanso. Pero a cambio ¿qué hacemos por ellos?
Al igual que nuestras manos, los pies requieren ser mimados de vez en cuando, de manera que estén relajados y presentables en todo momento, sobre todo en las zonas donde se utilizan sandalias durante la mayor parte del año.

Herramientas esenciales
Al igual que la manicura, la pedicura requiere el uso de los siguientes implementos: palito de naranjo o de naranja, corta uñas, lima para las uñas, aceite o crema para las cutículas, base protectora, exfoliante, piedra pómez o un sustituto, crema hidratante para los pies, envase con agua tibia y unas gotitas de jabón para sumergir los pies, cepillo para limpiar las uñas, algodón, removedor de esmalte, esmalte de color o pintauñas y almohadillas para separar los dedos.

¡A trabajar!
Empieza eliminando el esmalte de las uñas, luego corta las uñas en forma horizontal y límalas, aplica el suavizante de las cutículas y sumerge los pies en el agua tibia por aproximadamente unos 10 a 15 minutos. A continuación saca del agua uno de los pies, sécalo y procede a limpiar las uñas y a empujar suavemente la cutícula. Asegúrate que tus uñas hayan quedado bien limadas y púlelas. Si tus dedos presentan piel o callosidades alrededor de las uñas, córtalos cuidadosamente con un alicate especial. Utiliza la piedra pómez para suavizar la planta de los pies, pon especial énfasis en la parte del talón. Luego sumerge de nuevo el pie en el agua y procede a cepillarlo, así como el área de las uñas. Si eres de las personas que gusta usar mucho las sandalias es recomendable que una vez al mes utilices una exfoliante para mantener suave la piel de los pies. Enjuaga el pie y procede con el otro pie. Luego aplica la crema hidratante. Asegúrate de limpiar las uñas de los restos de crema. Puedes hacerlo con un algodón empapado en removedor de esmalte. Luego procede a pintar las uñas aplicando primero un esmalte incoloro y luego el de color. Tus pies se verán limpios y los sentirás relajados.

Recetas caseras
Las siguientes opciones de exfoliantes naturales para el cuerpo que aquí te ofrecemos son los mismos que se recomiendan en la sección de manicura.

See Also

Limón y azúcar
Suaviza la piel de pies con limón y azúcar. Corta un limón en dos y exprime la mitad en una de tus manos, no permitas que el líquido se derrame. Agrega un puñado de azúcar al jugo del limón. Ahora con las dos manos mezcla los dos ingredientes, e inmediatamente empieza a frotar la mezcla en tu pie. No dejes ningún área de tus pies sin frotar. Luego enjuágalo con abundante agua y sécalo. Repite el mismo proceso con el otro pie. Sentirás la diferencia. Luego aplícate crema para los pies.

Sal marina y jabón líquido
La sal marina por ser más gruesa que la sal de mesa o refinada puedes combinarla con el jabón líquido para bañarse. Utiliza un recipiente pequeño que esté seco para hacer la mezcla. Agrega un poco de jabón líquido en el recipiente y vas añadiendo poco a poco sal marina. Mezcla los ingredientes hasta que se forme una pasta consistente. Aplícala a tus pies y frótalos vigorosamente. Esta mezcla puedes utilizarla para todo el cuerpo. No la uses para la cara porque pudieras causar daño a tu piel. Cuando hayas finalizado el proceso de exfoliación enjuaga con abundante agua. ¡Se siente fabuloso

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll To Top